1.800.435.4811
Seleccionar página

Edición

 

por Joe Coccaro, Editor Ejecutivo

 

Guía Editorial de Koehler Books

Cada manuscrito de Koehler Books será revisado por al menos dos editores.

  • Los libros que requieran una edición sustancial o una reescritura del desarrollo del libro recibirán una segunda lectura por parte de un editor o lector de prueba.
  • Los libros que solo requieran una edición impresa recibirán una revisión en el diseño por un segundo editor.
  • La precisión es una responsabilidad compartida entre el autor y el editor. Los autores deben leer atentamente sus pruebas electrónicas antes de firmarlas. Si bien nuestros editores son profesionales versados en el proceso, el autor es el experto residente de su trabajo, y su colaboración e inclusión en el proceso es necesaria para garantizar la precisión y el éxito.
  • Una vez finalizada la edición y que el libro está en el formato de diseño final, el autor solo puede hacer correcciones de los errores encontrados en el libro. Otros cambios de estilo no pueden ser realizados en esta etapa.

 

Protocolo de edición

  • El editor ejecutivo asigna toda la edición del manuscrito y aprueba las ediciones finales para el diseño.
  • Una vez que los diseños de la cubierta y el interior estén completos, el diseñador enviará una prueba digital al autor para su revisión y aprobación final. El formato del libro se verá diferente al manuscrito, y los autores deben evaluar cuidadosamente, revisando el formato y otros errores. Una vez que el libro entra en diseño, la edición por parte del autor ya no es recibida. Solo se acepta corrección de errores.
  • Una vez que la prueba se devuelve al diseñador con las correcciones del autor, se enviará al corrector de estilo (copy editor) para una revisión final.
  • El editor decidirá qué correcciones del autor se deben hacer y revisará el documento por última vez solo para buscar errores tipográficos. Los errores tipográficos generalmente son:
    • Mayúsculas
    • Puntuación
    • Ortografía
    • Espaciado entre líneas o palabras
    • Formato general

 

ARC digitales (copia de revisión pre-publicación)

Una vez que el diseño sea aprobado por el autor y el editor, se enviará un ARC digital al autor. Los ARC digitales son archivos pdf del interior con la portada y la contraportada del libro. Es el libro completo. El autor enviará los ARC digitales junto con correos electrónicos de consulta solicitando recomendaciones y/o reseñas. El autor también debe pedir a los lectores que informen de cualquier error que encuentren en el borrador.

ARCs impresos

El editor emitirá ARC impresos antes de que se realicen las recomendaciones o reseñas y las correcciones finales, o después de que el libro esté en “forma final”. Los ARC impresos pueden tener errores que serán corregidos posteriormente, y se entienden como copias AVANZADAS del libro, para ser utilizadas con fines promocionales o editoriales. El editor no reemplazará los ARC impresos, ya que están destinados a revisión, por lo que el autor debe pensar detenidamente cuándo quiere recibir sus ARC impresos.

El editor corregirá cualquier error de edición indiscutible u omisión detectado en un ARC impreso, independientemente de si los errores se detectan antes o después de la publicación. El objetivo es siempre crear y producir un libro sin errores.

Los cambios discrecionales solicitados por el autor después de que el libro haya sido enviado al distribuidor deben ser aprobados por el editor, quien decidirá si cobrar al autor por los cambios.

Edición de Linea

Lo más complicado y lento es lo que llamamos edición estructural. Algunos editores lo llaman edición sustancial; otros lo llaman edición de línea o edición de desarrollo. Asegúrate de tener claro lo que ofrece tu editor.

Una edición estructural para la ficción normalmente involucra las cosas grandes. Eso es principalmente lo que yo llamo tener una vista de la obra a 5000 pies de altura. Me concentro en cosas como:

  • Trama
  • Ritmo
  • Narración y voz
  • Desarrollo del personaje
  • Secuenciación
  • Transición
  • Tiempo verbal
  • Desarrollo del diálogo y estructura
  • Redundancia

La no ficción es muy parecida al mundo imaginario. Sobre todo, la redacción debe ser clara y la organización cohesionada. La mayor diferencia son los estándares de precisión. La ficción se inventa y, a menudo, tiene avisos de responsabilidad que indican que no se refiere a personas o eventos reales. El trabajo de no ficción está aparentemente basado en hechos reales, por lo tanto implicando verdad. La mayoría de las veces, las inexactitudes son el resultado de la pereza, no de la intención.

La mejor manera de evitar errores es corregir dos veces, hacer triple verificación, la ortografía de los nombres y lugares. También puedes considerar leer el manuscrito en voz alta para ayudar a detectar errores. Los nombres mal escritos erosionan la credibilidad del autor. Eso también se aplica a las citas. Si haces una referencia histórica y la fecha es incorrecta, alguien lo notará. Y si ese alguien es antagónico, podría hacer correr la voz sobre tu error. Internet es implacable.

A continuación, te indicamos cómo hacer tu trabajo a prueba de balas:

  • Verifica la ortografía de todos los nombres propios.
  • Verifica la exactitud de las fechas y lugares.
  • No sacrifiques la claridad por el estilo.
  • Aprende los conceptos básicos de la ley de calumnias y difamación.
  • Trabaja con un editor familiarizado con la ley de calumnias y difamación.

Se han escrito libros completos sobre los temas del desarrollo de la trama, la narración de historias y las leyes de calumnias y difamación. De hecho, algunos escritores pasan dos años en programas universitarios de periodismo y escritura creativa estudiando estos temas. Los menciono aquí simplemente para alertarte sobre qué esperar durante una edición estructural y qué preguntarse antes de que comience ese proceso.

Corrección de estilo

 

La versión de edición “con maleza” es lo que yo llamo una corrección de estilo. Algunos lo llaman una edición línea por línea; otros le dicen edición por palabra. Este segundo nivel de edición normalmente viene después de la edición estructural. Una edición de línea es lo que yo describo como un “depurado”. El editor de texto va palabra por palabra, línea por línea para limpiar el manuscrito de errores tipográficos, errores ortográficos, espacios adicionales, oraciones incompletas e inconsistencias gramaticales. Pero el trabajo más importante de todos es asegurarse de que el manuscrito cumpla con una de las principales guías de estilo. Selecciona uno: Los más conocidos son Manual de Estilo de Chicago y Libro de Estilo de la Lengua Española de la Real Academia Española. Ambos establecen toda una gama de reglas para cosas como uso de cursivas, acentos, capitalización, etc. Estos manuales son extensos y detallados y por eso se le paga bien a los correctores.

Al discutir la corrección de estilo con un editor, esto es lo que debes esperar:

  • Verificación de gramática, ortografía y puntuación
  • Cumplimiento de la guía de estilo
  • Eliminado de errores tipográficos
  • Solución de problemas persistentes de claridad

Unos pocos consejos para trabajar con un editor de estilos: Ámalos, aprécialos. Son quisquillosos por oficio y, como tales, a veces pueden resultar molestos. Pero pueden evitarte mucha vergüenza. Son tu red de seguridad. Detectan los problemas persistentes que tú y tu editor estructural se han perdido. Y créeme, siempre hay problemas persistentes. No es nada inusual que un editor de texto elimine entre 200 y 400 “errores tipográficos” en un documento de 75.000 palabras. Así que, al igual que con un editor de estructura, es imperativo que trabajes con un editor de estilo diligente y experimentado.

Breve historia: John Köehler y yo hemos arreglado muchos libros para autores que se han autopublicado. Uno gastó más de $ 10,000 dólares en edición, diseño de portada y maquetación con una gran firma de autopublicación. El libro fue un desastre total, la portada era horrible y casi todos los capítulos estaban plagados de errores. ¿Y la edición? Todo lo que diré es que este escritor sufrió una grave injusticia. Este caso, y muchos otros similares de los que he sido testigo, son los que han manchado la publicación de libros.

No estaba feliz.